¿En qué consiste la ósmosis inversa?

La ósmosis inversa es el proceso por el cual el agua del grifo se transforma en agua de gran calidad y baja mineralización.

Consiste en hacer pasar el agua por unos prefiltros y postfiltros y por una membrana semipermeable cuya misión es retener la elevada concentración de las sales disueltas en el agua, de forma que a la salida de la ósmosis, el agua sea de alta calidad y tenga un sabor puro y sin olores.

Sustituya el agua embotellada por agua del grifo depurada y además de ahorrar, ganará en salud y comodidad y estará contribuyendo con la Protección del Medio Ambiente.